Red 113 en facebook

Red113


QUERÉTARO 30/09/17
Tropicalísimo: Héctor Lavoe, canciones añejas. Segunda parte.
RED 113 MICHOACÁN/Arturo Arteaga
Querétaro, Querétaro.- 30 septiembre de 2017.- Como indicamos hace algunas semanas, conmemoramos un aniversario más del natalicio de El Cantante de los cantantes, el maestro Héctor Lavoe, quien cumple setenta y un años el día de hoy. De modo que continuando con la tónica de la primera parte de este número especial, señalamos algunos de los temas menos conocidos entre el público; canciones que escapan del dominio general al ser opacadas por los éxitos de siempre, tales como “Mi gente”, el “Periódico de ayer” o la famosísima “El cantante”. Ojo, no queremos decir que son malos temas, simplemente son los más conocidos y por ende otros temas son acaso menospreciados.
Así pues, hablaremos y propondremos a su consideración aquellos temas soslayados de la etapa solista de Lavoe, tras su ruptura musical con la orquesta de Willie Colón; temas principalmente bailables. En esta época encontramos distintos materiales, a partir del año 1975, tales como “La Voz”, “De ti depende”, “Comedia”, “Qué sentimiento”, entre otros, hasta el año 1987, con el disco “Strikes back”. Para inicios de los años 90´s, Lavoe estaba enfermo, desahuciado, sin amigos, familia o dinero. Una etapa difícil. Muere en 1993, físicamente, pero su música pervive hasta nuestros días y difícilmente pasará de moda. Esperamos que esta selección sea de su agrado. Intentamos tan sólo proponer temas bailables en Salsa de Long plays de Héctor, dejando de lado boleros y canciones con la Fania All Stars. Bienvenidos sean pues a esta edición de Tropicalísimo dedicada a Héctor Lavoe.
Paraíso de dulzura – La Voz (1975)
En el álbum La Voz, sin duda se acentúan éxitos como “Rompe saragüey” y el clásico “Mi gente”. A pesar de ello, el tema titulado “Paraíso de dulzura”, consideramos que es destacable. Primeramente porque emana cierta nostalgia por la tierra de este cantante, Puerto Rico; en segundo término porque es un tema altamente bailable. Se trata de una de esas canciones con carácter a Salsa dura, con arreglos en los metales magníficamente elaborados de la mano del gran Willie Colón.
Cabe mencionar, como dato adicional, que el maestro sociólogo Ángel G. Quintero tituló su libro “Salsa, sabor y control: Sociología de la música tropical”, a partir de un verso de este tema. Por cierto, un texto necesario para aquellos interesados en la influencia social de la música tropical, de la Salsa y otros subgéneros.
“¿Que de a dónde vengo,
Que pa' dónde voy?
¿Que de a dónde vengo
Que pa' dónde voy?
Vengo de la tierra de la dulzura
¿que pa' dónde voy? voy a repartir ricura.
La sabrosura rica y sandunguera
Que Puerto Rico puede dar…”
Songoro Cosongo – Comedia (1978)
La inspiración de este tema viene del poema del mismo título escrito por el maestro y poeta nacional de Cuba, Nicolás Guillén. Es una canción que en su espíritu, en su esencia nos permite adentrarnos al sentimiento y alegría del caribe, de las Antillas africanizadas. El tema tiene una duración de poco más de ocho minutos, pero pareciera, debido al disfrute, que es efímera. El maestro Edwin Rodríguez realizó los arreglos de esta pieza a ritmo de Salsa de alta calidad. En fin, tenemos una canción que prometemos, pondrá a bailar a todos en su próxima fiesta.
“Ay negra, si tú supieras
Que anoche te vi pasar
Y no quise que me vieras
A él tú le harás como a mí
Que cuando no tuve plata
Te corriste de bachata
Sin acordarte de mí
Songoro cosongo de mamey
Songoro la negra baila bien
Songoro pregunto te deje
Songoro le digo songoro que fue…”

Lloré – El Sabio (1980)
Para 1980, Héctor se encontraba en un punto importante de su carrera. Apenas un par de años antes el tema “El Cantante” lo había catapultado, de la mano de Willie Colón y Rubén Blades a la cima de la popularidad, de modo que debía mantener el ritmo de trabajo y de éxito. Aparece entonces el material titulado El Sabio, en el cual por cierto la canción homónima y que le da título al Long Play es espectacular y también con bastante sabor.
El tema “Lloré” es el penúltimo en la lista de este disco. Compuesto por el maestro José Febles, nos propone una ruptura amorosa, la cual aparece matizada por la alegría de esta Salsa dura, con la calidad vocal de Lavoe señalando que todo pasó a segundo término, que ahora es feliz y que, aunque lloró, todo es cosa del pasado. Seis minutos con veinte segundos de magistral Salsa, aderezada incluso con arreglos de cuerdas, piano y espectaculares solos de metales; incluso hay una secuencia con cierto sabor a Pasodoble taurino. Canción dedicada a aquellos quienes han superado alguna ruptura sentimental, pero que también gustan de bailar y deleitarse con piezas excelsas, bien hechas.
“Ayer llore por tu ausencia
Sintiendo en el alma un profundo dolor,
Y hoy río a carcajadas pues ya no te quiero
Tengo un nuevo amor.
Ayer lloré como un niño
Pensando y pensando en tu mal proceder
Y hoy lloro de alegría
Gracias a la vida me siento feliz.
Yo lloré, yo lloré,
Lloré no lo niego lloré…”

Plato de segunda mesa – Strikes back (1987)
“Valga bien la aclaración
plato de segunda mesa no soy yo…
Y valga bien la aclaración
plato de segunda mesa no soy yo…”
Otro tema compuesto por el maestro Tite Curet Alonso. Para el año 1987, Lavoe se encontraba ya enfermo, además había sufrido un accidente en su apartamento en Queens, Nueva York. Tuvo que saltar por la ventana debido a que el lugar se incendiaba, parece, por una colilla de cigarro mal colocada. Da la impresión en la voz, que Héctor se encontraba ya cansado, se escucha cierta pesadez en sus vocalizaciones. A su vez, los fraseos y coros que le caracterizaron en otros temas y materiales discográficos, aparecen sin el habitual brillo.
Aun así, este tema del maestro Lavoe es imprescindible entre los bailadores y románticos. Nos presenta, como indicamos, de la mano del talentoso Curet Alonso el sentimiento de aquel quien no pretende ser la segunda opción amorosa de alguien más, con dignidad y orgullo. Es indudablemente, otro de esos temas harto bailables. Una Salsa bien hecha, aunque sin llegar a la magnificencia de otros del repertorio Lavoeístico. Era el principio del fin en la carrera de Héctor.
Es de este modo como cerramos este ciclo dedicado a Héctor Lavoe. Cabe señalar que aglutinar grandes temas de este particular vocalista sería una tarea titánica y a su vez, tan sólo pretendemos mostrar parte del legado salsero de Lavoe, para que aquellos conocedores no se olviden de su música y para que quienes no han tenido el gusto de deleitarse musicalmente con estas propuestas, tengan al menos una brújula que los acerque a la extraordinaria carrera de Héctor Juan Pérez Martínez. Nos vemos en la siguiente edición de Tropicalísimo, con más historias y más rumba.

 
Top