Red 113 en facebook

RED113

La violencia contra las mujeres no debe ser parte de la rutina en nuestra sociedad: CJIM
+A través de mejoras en su infraestructura y personal altamente capacitado el Centro busca brindar servicios a mujeres víctimas de violencia.



RED 113  MICHOACÁN/Redacción

Morelia, Mich.- Jueves 17 de mayo de 2018.- La violencia contra la mujer no debe ser una práctica que se convierta en parte de la rutina del entorno familiar, en sus trabajos o en cualquier otro escenario en el que se desempeñan, así lo subrayó la directora del Centro de Justicia Integral para las Mujeres (CJIM), Janeth Martínez Mondragón.
Este medio de comunicación habló con Martínez Mondragón sobre la labor que hace el CJIM al servicio de las michoacanas y ella recalcó que en primera instancia, dentro del combate a este delito está el que la víctima reconozca que está siendo atacada.
“Hablar, decir que se está viviendo violencia es el primer paso para que nosotros como servidores públicos atendamos esta situación”, puntualizó la entrevistada al tiempo de que añadió que las puertas de la institución están abiertas para ayudar a las mujeres afectadas por la violencia. 



Con un promedio de 45 mujeres atendidas mensualmente que son víctimas de violencia, Yunuen Méndez Silva, asesor jurídico del CJIM manifestó que una de las principales causas por las que las agraviadas no denuncian es porque no se dan cuenta de que lo que sucede en su entorno, con su pareja o sus familiares, es decir, padecen la violencia como algo normal en sus vidas.
“Lo más complicado es que de afuera tú ves que ellas sufren una situación de violencia y las afectadas no se dan cuenta, es por ello que no se debe dejar pasar ningún acto que atente contra la mujer, por mínimo que sea”, resaltó Yunuen Méndez

Les brindan atención especializada

Con los avances en infraestructura y el fortalecimiento en recursos humanos que se ha implementado en los últimos dos años, el CJIM opera al 100 por ciento en todas sus áreas con atención especializada.

Janeth Martínez explicó que la gestión de 6 millones de pesos realizada ante la federación, mediante la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, ha servido para la mejora y construcción de espacios como un área de atención especializada para casos de riesgo, sala de espera, sanitarios y salón de terapia grupal.
Además de que ahora se tiene una sala de juicios orales que estará a disposición del Poder Judicial y se cuenta con oficinas para las actividades que realizan los Ministerios Públicos al interior del CJIM.
La directora del Centro recalcó que estas mejoras en los servicios son realidad a partir de la Declaratoria de Procedencia de Alerta de Violencia de Género emitida el 27 de junio de 2016 por la Secretaría de Gobernación para el estado de Michoacán, misma que establece dos medidas principales que son: la seguridad y la prevención.

Centro da permanente capacitación a su personal

Para poder atender todos los casos que se presentan, el CJIM da capacitaciones permanentes a su personal, esto con la finalidad de que cada día más servicios estén al alcance de quienes los necesitan y sean de calidad.
Por lo anterior, el Centro trabaja de la mano con otras instancias como: la Secretaría de Gobierno, a través de la oficialía del Registro Civil; el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia DIF; la Secretaría de Seguridad Pública; la Secretaría de Salud; la Secretaría de Igualdad Sustantiva y la Procuraduría General de Justicia.



Sobre ello, Martínez Mondragón detalló que se trata de un convenio interinstitucional en el que las diversas instituciones mencionadas destinan parte de sus recursos humanos para atender coordinadamente las disposiciones de la declaratoria de Alerta de Violencia de Género, mediante los servicios que se bridan en el CJIM.
Añadió que además se cuenta con servicio de ludoteca equipada por el DIF Estatal y atendida por una trabajadora social.
Janeth Martínez destacó que con todas estas mejoras el servicio en la Región Morelia, que comprende 22 municipios, está completamente garantizado. También explicó que para llevar estos beneficios al resto de las regiones se buscarán enlaces para que las mujeres violentadas acudan a exponer sus casos.
En el CJIM laboran un promedio de 35 personas distribuidas en diversas áreas, desde la atención médica, trabajo social, servicio jurídico, ministerial hasta psicológico, tanto para ayudar a las mujeres agraviadas como a sus hijos.

El primer contacto, “sí hay finales felices”

Las usuarias que acuden al CJIM son atendidas por psicólogos especializados que se encargan de escucharlas y orientarlas. El primer paso para resolver un caso de violencia es que la víctima, tras asumirse como una persona que tiene un problema, decida buscar ayuda y es donde se da el primer contacto.  



Una de las personas encargadas en este paso del proceso es Evangelina Contreras Posadas, psicóloga especializada en atención a víctimas de violencia de género, ella forma parte de un equipo de ocho psicólogos que atienden y orientan a las víctimas.
“Para tener una conexión con la usuaria es importante que se sienta acogida, respetada, aceptada y que esté segura de que no viene a una institución en la que se le va a criticar” explicó la especialista.
De acuerdo a Contreras Posadas, la violencia contra la mujer tiene muchas formas, desde la psicológica, financiera, simbólica y sexual hasta aquella que llega a arrebatarles la vida y su tranquilidad.
A lo largo de su estancia en este Centro, Evangelina detalló que ha visto pasar un sinnúmero de casos en los que las mujeres han sido violentadas sin darse cuenta: “Cada caso es muy diferente”, refirió.
Como su nombre lo dice: “el primer contacto”, significa que el proceso apenas comienza, una vez que las víctimas han decidido salir de ese trago amargo y han recibido la atención psicológica necesaria, lo que sigue es decidir hasta dónde se puede llegar, para que la víctima retome su vida y su confianza, pero además para evitar más casos de éstos.
La recomendación que dan los expertos a las mujeres es no quedarse calladas, contárselo a sus familiares y buscar apoyo, ya que la violencia no es normal “no se trata de un tema que incluso deba verse de forma humorística”, dijo Contreras Posadas.
“Creo que lo primordial es que las afectadas deben reconocer que son víctimas de violencia, esto nos va a llevar a un cambio muy grande, el inicio es que tomen el valor, que sepan que valen mucho y así podrán lograr cualquier cosa que se propongan porque sí hay finales felices” expresó la psicóloga.

NOTAS

 
Top