Red 113 en facebook

Red113



*Mientras todos discuten si la nueva It es mejor que la original Barry Seal muestra que los pecados de corrupción que solo creemos posibles en nuestros países hispanos también se dan en Estados Unidos y que desde ahí se ha fomentado también la corrupción en el resto del mundo

RED 113 MICHOACÁN/Javier Magaña
Morelia, Mich.- 16 de septiembre de 2017.-Barry Seal es una película completa, acción, historia e incluso denuncia.
Lo que en su tráiler cinematográfico parecía ser una película más que se colgaba de la moda de hablar de narcos y de Pablo Escobar, termina en un recordatorio de que la corrupción es un problema global.
Barry Seal, es un (mejor dicho fue, porque existió), un piloto que movía dinero, armas y droga, con el cobijo de gobiernos latinoamericanos y el de Estados Unidos, hecho que facilitó actos de violencia, generó el crecimiento de la delincuencia organizada y fomentó la inestabilidad política de centro y Sudamérica.
Todo comienza con una historia campechana de un piloto comercial que traficaba habanos, es reclutado por la CIA para fotografiar campamentos revolucionarios de Centro América y envía mensajes a militares que ofrecían servicios de inteligencia en la llamada Guerra Fría como Manuel Noriega, quien se convertiría en dictador de Panamá.
El caso también muestra la situación local del líder de una operación del narcotráfico, que en este caso fue Barry Seal, pues se le reconocía por reactivar la economía del pueblo de Mena, Arkansas, con sus compañías fachada, para convertirse en un hombre respetado de la comunidad como sucedía con escobar en Colombia donde llegó a ocupar un cargo de elección popular.
Pero más allá de la política y la polémica, la película sabe llevar un buen ritmo, con escenas de acción, momentos de suspenso y también desahogos cómicos, tanto que ni siquiera se siente la seriedad de los comentarios sobre la administración Reagan o su vicepresidente George Bush.
Mientras todos discuten si la nueva It es mejor que la original Barry Seal muestra que los pecados de corrupción que solo creemos posibles en nuestros países hispanos también se dan en Estados Unidos y que desde ahí se ha fomentado también la corrupción en el resto del mundo.
 
Top