Red 113 en facebook

RED113




ACAPULCO 06/12/18



Autoridades guerrerenses consideran riesgosa a Policía Ciudadana



RED 113 MICHOACÁN/Redaccción



Acapulco, Guerrero.- 6 de diciembre de 2018.- El vocero de Seguridad estatal, Roberto Álvarez Heredia, informó que la presencia de más de 300 civiles armados de 39 comunidades de cuatro municipios de la región Costa Grande, representa un riesgo latente, pues están determinados a realizar operativos y retenes en esa zona, incluida la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo.



El funcionario estatal precisó que el armamento que utiliza este grupo de civiles, autodenominados como Policía Ciudadana, es violatorio de la ley, por ser fusiles AR-15 y AK-47, conocidos como Cuernos de Chivo.



El Ejército Mexicano, la Marina, Policía Federal y Estatal mantienen vigilancia en esa carretera federal, a la altura del municipio de Tecpan de Galeana, y el gobierno de Guerrero busca un diálogo con ese grupo para que se retiren de la zona.



“Es una situación particularmente complicada, y eso se tiene que ver con mucho cuidado, con mucho tiendo. Pero las negociaciones continúan en la zona (…) sí hay una posición de la autodefensa de no quitarse, de no hacer a un lado las armas y utilizan armas de alto poder, esto hace que el tema sea más complicado”, dijo.



Desde la mañana del pasado lunes, los policías ciudadanos bloquearon un punto de la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo para informar que desde ese momento realizarán operativos y retenes de seguridad, argumentando situaciones de violencia en comunidades serranas de los municipios de Coyuca, Tecpan, Petatlán y Zihuatanejo.



Álvarez Heredia recalcó que ese grupo representa “un riesgo muy grande” y los tres niveles de gobierno deben actuar con “mucha prudencia”. “Tienen una postura muy decidida, pero al mismo tiempo la presencia de autodefensa con amas de AK-47 de ese tipo, complican el escenario y se debe conocer, que la presencia de autodefensas con armas violatorias hacen que el escenario sea de riesgo en general”, sostuvo. Roberto Álvarez explicó que en estos momentos ese grupo de autodefensa mantiene una postura “inamovible” de retirarse de la zona, lo que complica el panorama de un acuerdo con las instituciones. “Ellos alegan el tema de seguridad, que la Marina y el Ejército participe en la seguridad pero no se puede convivir fuerzas armadas con personas con armas que no son permitidas. Hay en otras zonas policía comunitaria con armas permitidas”, apuntó. Esa policía ciudadana se conformó el pasado lunes y bloquearon por casi ocho horas la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, lo que provocó la apertura de una mesa de diálogo con autoridades estatales y federales; su presencia se mantiene hasta este miércoles.




NOTAS

 
Top