Red 113 en facebook

RED113






Busca ProAm soluciones sustentables para municipios del Valle de Zamora


• En coordinación con otras instancias de Gobierno, se analiza la viabilidad del uso de la planta bio-digestora de la facultad de Ingeniería Química de la UMSNH, en la búsqueda de alternativas para el aprovechamiento de residuos orgánicos


Morelia, Michoacán, a 3 de diciembre de 2018.- La disposición inadecuada de residuos orgánicos que se genera en los municipios del Valle de Zamora, es uno de los principales problemas ambientales que afectan a esta región. Anualmente, durante la temporada de procesamiento de mango se generan más de 80 mil toneladas de residuos, consistentes en cáscara y hueso, de los cuales, hasta 30 mil toneladas se disponen de forma inadecuada.

Este problema ha generado la contaminación del suelo y de los mantos freáticos, así como proliferación de fauna nociva, ya que los residuos son arrojados en predios, caminos o lotes baldíos cercanos a la población y a terrenos agrícolas con cultivos de frutillas, motivando así el descontento de la ciudadanía y de las y los productores de fresa arándano y zarzamora.

Por ello, la Procuraduría de Protección al Ambiente, a través de su titular, Juan Carlos Vega Solórzano; el titular de la COMPESCA, Julio Vargas Medina y el subdirector de planeación de la Comisión Forestal, Jesús Villanueva, visitaron la planta bio-digestora de la facultad de Ingeniería Química de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, con el propósito de buscar alternativas para el aprovechamiento de residuos orgánicos.

A decir de la doctora María del Carmen Chávez Parga, directora de la Facultad, este bio-digestor puede procesar residuos orgánicos, como la cáscara de mango para la generación de bio-etanol, combustible amigable con el medio ambiente.

Añadió que la planta, es utilizada por estudiantes de la universidad para distintos proyectos académicos en los que se procesa principalmente el agave; sin embargo, en ocasiones les es complicado adquirir la materia prima, situación que retrasa sus prácticas.

En este sentido, Vega Solórzano, solicitó que se realicen las pruebas con muestras de residuo de mango para verificar la capacidad máxima del bio-digestor, así como la viabilidad del procesamiento de residuos de mango para la generación del combustible.

Cabe mencionar que, de resultar favorable, se contemplaría esta tecnología como una de las opciones para atender la problemática que enfrentan los municipios de Jacona, Tangancícuaro y Zamora.


NOTAS

 
Top