Red 113 en facebook

RED113

MORELIA 12/07/18


CMASC, el acceso a la justicia a través del diálogo


+Durante el 2018 esta área de la PGJE ha realizado mil 312 acuerdos reparatorios.


+Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, es una posibilidad real que permite resarcir daños sin llegar ante los tribunales.


RED 113 MICHOACÁN/Redacción


Morelia, Mich.- Jueves 12 de julio de 2018.- En lo que va de este 2018 la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través del Centro de Mecanismos Alternos de Solución de Controversias (CMASC), ha realizado mil 312 acuerdos reparatorios, en los cuales ha recuperado 20 millones 782 mil pesos, beneficiando a 3 mil 379 personas con estas medidas.


El CMASC es un área de la Procuraduría en la que por medio del dialogo se busca llegar a la solución de una denuncia o carpeta de investigación, cuando los casos no son de alto impacto. Se trata de un filtro en el que se evita que las partes involucradas tengan un desgaste innecesario en todos los sentidos, desde el psicológico hasta el económico.


Manuel Antonio de Paz Cruz, coordinador general del CMASC, explicó que este tipo de medidas se realizan principalmente para agilizar la solución de una denuncia, con esto se evitan los juicios, pero se prioriza que a la víctima se le garantice la justicia.

“Lo principal es llegar a un acuerdo para hacer la reparación del daño, que es el delito por el que se apertura la carpeta”, explicó el funcionario, mismo que añadió que para la aplicación de estas medidas alternas es de gran relevancia que exista voluntad de ambas partes, ya que de lo contrario el proceso para llegar a una solución tardaría más de lo necesario.


¿En qué consiste un acuerdo reparatorio?


El proceso inicia cuando la víctima presenta su denuncia en el área de Atención Temprana de la PGJE, donde el personal que hace la recepción explica a la parte agraviada sobre este mecanismo de solución para su conflicto y entonces el caso se canaliza al CMASC.


“Hoy por hoy este tipo de delitos se resuelven mediante un acuerdo reparatorio, donde las partes arreglan su conflicto con voluntad mutua, si es un daño, bueno, el imputado, se pone de acuerdo con la víctima y le dice: sabes que, te voy a pagar”, puntualizó Manuel Antonio de Paz.


Para solucionar una denuncia mediante un acuerdo reparatorio existen dos caminos, uno de carácter inmediato en el que el indiciado se compromete a reparar el daño en esa modalidad, y el otro, que es en forma de parcialidades que aplica cuando a pesar de que existe la voluntad del imputado de pagar, no se tiene la capacidad de hacerlo.


Una vez que se llega a un acuerdo y que el daño es resarcido la carpeta de investigación queda cerrada, sin embargo en el Centro de Mecanismos existe un Programa de Justicia Restaurativa en el que se imparten cursos y talleres, y en el que las partes pueden acceder de forma gratuita para superar el problema.


Al respecto, el titular del CMASC expuso: “A grandes rasgos, tanto a la víctima como al imputado se les dice si gustan ellos tomar algunos de estos talleres, dentro de los cuales tenemos unos subprogramas como el tratamiento psicológico para el tema de las amenazas y la cultura vial, en el tema de los hechos transito”


Los cursos que se imparten son totalmente gratuitos y están relacionados al Tratamiento de Adicciones, Sistema Educativo, Conferencia de Grupos, Justicia Restaurativa Juvenil , Junta Restaurativa, Circulo de Paz y Servicio Comunitario, Actividades Técnicas y Económicas.


Todo lo anterior es otorgado por instituciones como la Secretaría de Seguridad Pública, de Salud, Icatmi, el Centro de Atención Primaria de Adicciones, Centro de Justicia Integral para la Mujer (CJIM) y el Ministerio Público Especialista en Justicia Penal para Adolescentes, entre otras instancias.


¿Cuáles delitos pueden mediarse?


Los acuerdos reparatorios son procesos que han sido implementados dentro del Nuevo Sistema de Justicia Penal, en los que se establece que en delitos como: amenazas, lesiones, robo sin violencia, homicidio por eventos de tránsito, daños por accidentes de tránsito y lesiones en razón de parentesco, existe la posibilidad de la mediación o la conciliación de las partes para que se solucione el problema, a excepción de que en la investigación se identifiquen agravantes.

El coordinador resaltó la importancia de que estas modalidades para solucionar problemas se vayan inculcando y aceptando cada vez más entre las personas, pues están pensadas para que se aplique la justicia sin sumergirse en largos procesos, traslados, gasto de honorarios y desgaste tanto físico como psicológico, que en casos como estos son innecesarios.


De igual forma subrayó que se trata de un cambio, incluso cultural, en el que las personas deben dejar de pensar que la justicia es aplicar castigos que satisfagan a la víctima por el daño causado: “Hay mucha gente que quiere que la persona que comete un delito menor o una falta pague con cárcel, pero ahora no es así, por eso se emplean estas medidas”.


Cabe resaltar que para evitar que una persona reincida en algún delito que fue solucionado mediante el acuerdo, existe un registro nacional de mecanismos alternos en el que todos los casos son ingresados, lo cual hará de conocimiento a la autoridad para que, en caso de que alguna persona cometa un delito en otro estado, no busque solucionarlo de esta forma y se aplique la sanción correspondiente.

NOTAS

 
Top